¿Estás preparado para hacer crecer tu salón de belleza, o spa?

hacer crecer tu salón

Si eres propietario de un salón de belleza, o spa, seguramente tendrás una visión muy precisa de los resultados que quieres alcanzar en los próximos años. Hacer crecer tu salón de belleza es antes de todo una cuestión de visión: ¿Qué metas quieres alcanzar? ¿Qué resultados te esperas?

Alcanzar el crecimiento que te has planteado tiene que ver sobre todo con tu actitud. En este artículo te enseñaremos cuatro preguntas que te harán reflexionar y te permitirán contestar a la cuestión: “¿Estoy preparado para hacer crecer mi salón de belleza? Vamos a verlas a continuación.

1) ¿Tu capacidad de liderazgo está creciendo al mismo ritmo de tu salón?

Liderar un pequeño salón de belleza, no es lo mismo que gestionar y liderar uno grande. Dicho eso, es fácil entender que tu capacidad de liderazgo tiene que desarrollarse al mismo ritmo que tu salón. ¿Estás listo para aceptar el reto? ¿Estás preparado para salir de tu zona de confort y tomar decisiones difíciles? Muchos propietarios de salones de belleza se quedan estancados y no consiguen cambiar su visión y actitud frente a los cambios. Si quieres que tu negocio crezca, tienes que crecer junto a él.

2) ¿Estás planeando el futuro de tu salón de belleza, o spa?

Los salones de éxito siempre planean su futuro. Pensar que el crecimiento sea algo natural, que vendrá por si solo tarde o temprano, es un error. Si no tienes una idea clara de los pasos a seguir para hacer crecer tu salón, es muy difícil que lo logres. La clave está en individualizar todos los riesgos, y las oportunidades, con antelación. Si no te has parado nunca en pensar cómo será tu salón en los próximos treinta días, seis meses o un año, te falta un plan.

3) ¿Eres capaz de delegar y evitar estar siempre involucrado en todo?

Uno de los errores más frecuentes de algunos propietarios es el de querer estar involucrados en todas las pequeñas decisiones del salón. Para conseguir un crecimiento importante, tienes que aprender a delegar. No tienes la capacidad física y psicológica para gestionar cada pequeño detalle. Aquí es dónde se requiere confianza. Si no confías en nadie, olvídate el gran crecimiento que te esperas (y te mereces).

4) ¿Estás desarrollando tu capacidad de gestión financiera?

Sin una correcta y eficaz gestión financiera, tu salón de belleza difícilmente conseguirá crecer al ritmo que te has planteado. Muchos salones viven bajo la constante amenaza de enfrentarse a una crisis financiera. ¿Sabes a qué se debe eso? Se debe a la falta de competencias técnicas de su líder. Si quieres lograr un importante crecimiento, construye un sistema financiero sólido.

Por finir, el nivel de crecimiento de tu salón depende también de tu capacidad de pensar en grande. ¿Qué meta quieres lograr en los próximos cinco años? ¿Cómo será tu salón dentro de diez años? ¿Lo tienes claro?

Si lo tienes claro, empieza a trabajar para lograrlo. ¡El éxito es algo que solo tú puedes conseguir, pero solo si empiezas a pensar de la forma correcta!