Cómo mantener viva la pasión por tu negocio

pasión por tu negocio

Ser propietario de un salón de belleza, o spa, comporta momentos buenos y malos. Se trata de una actividad basada en la continua interacción con los clientes que, en algunos casos, pueden pretender mucho.

Gestionar el equipo, cuidar a los clientes, cuidar todos los aspectos del negocio puede tener efectos negativos en nuestra motivación.

Para casi todos los propietarios de salón, o spa, montar el negocio significa realizar un sueño, hasta que no tienen que enfrentarse a los primeros problemas. En consecuencia, es posible sentir que la pasión de un tiempo va desvaneciéndose poco a poco. La pasión es el motor de la empresa, y nunca puede faltar. Así que, hoy, te daremos algunos consejos para mantener siempre viva la pasión por tu negocio.

1) El factor “confianza en ti mismo”: Ponerse en situaciones que desafían nuestras habilidades es una buena forma de crecer como profesional, y sobre todo, como emprendedor. Para resultar ganador en el desafío hay que confiar en uno mismo. La confianza en uno mismo se traduce en creer que, en cualquier situación, seremos capaces de encontrar una forma para solucionar el problema, o conseguir el objetivo que nos hemos fijado. Hasta en los peores momentos, la confianza en uno mismo es una óptima aliada y ayuda a mantener viva la pasión por lo que hacemos, y hemos conseguido hasta ese momento.

2) El factor “conocimiento”: ¡Conocer es tener el poder! Ninguna otra afirmación es tan cierta como esta. Siempre se puede aprender más, y ser emprendedor significa tener la posibilidad de aprender algo nuevo cada día. Si tienes sed de conocimiento, estás en buen camino para mantener viva la pasión por tu negocio. Normalmente, los emprendedores que pierden su pasión, son los que se han cansado de aprender. El aprendizaje estimula las mentes atentas, y despiertas. Aprende todo lo que puedas y la motivación nunca te faltará.

3) El factor “tenacidad”: La tenacidad es lo que te saca de la cama por la mañana. Ser tenaces significa tener ganas de seguir trabajando, de mejorar cada día. Si eres tenaz, muy difícilmente querrás tirar la toalla. Si tu factor “tenacidad” es un poco débil, analiza la situación y define qué es realmente lo que despierta tu pasión. Una vez encontrada la fuente de tu pasión, lucha por mantenerla siempre viva.

4) El factor “lo malo puede pasar”: Este factor es el más difícil de aceptar, pero no lo puedes ignorar. Las cosas malas en un negocio pasan, no hay escapatoria. Todo depende de cómo gestiones la situación. Además de eso, las cosas malas siempre pasan por alguna razón. ¿Estás seguro que tu actitud, o tus decisiones, no hayan creado el problema? ¿Eres tú el origen del mismo? Afortunadamente, la pasión te da el coraje de tomar decisiones difíciles, y de buscar soluciones más eficaces. Es cierto que lo malo puede pasar, pero con tu pasión todo se puede solucionar.

5) El factor “abrumador”: Ser propietario de un salón, o spa, es un trabajo muy duro. A veces te sientes abrumado, y tienes la impresión de no poder con todo. Esta es la señal que ha llegado la hora de actuar. A veces, con solo pedir ayuda a tus colaboradores, ya tienes mitad del problema solucionado. Céntrate en los problemas principales y no tengas miedo de delegar a tus empleados los trabajos que no requieren de tu atención directa. En muchas ocasiones, la sensación de sentirse abrumado es la que afecta negativamente a nuestra pasión por el negocio.

6) El factor “perspectiva”: Este factor es fácil de entender. Mantener una perspectiva realista de dónde se encuentra tu negocio, combinada con expectativas realistas, es la mejor estrategia para mantener viva tu pasión. Esta perspectiva te permite ver los problemas con más claridad, así como las soluciones. Al mismo tiempo, te permite ser estratégicamente más eficaz en la toma de decisiones.

Dicho esto, solo te queda una cosa por hacer: tomarte el tiempo para evaluar tu nivel actual de pasión por tu negocio. Si notas una cierta carencia, repasa uno por uno los puntos de este artículo; ponlos en práctica y lucha para recuperar la pasión que perdiste. ¡El éxito te espera a la vuelta de la esquina!