Abandono de los empleados: señales de alerta y cómo gestionarlo

abandono empleados

A veces los empleados se van, es algo inevitable. Cuando eso pasa, tendrías que preguntarte si, de alguna forma, hayas contribuido a reforzar la decisión del empleado de irse. Es cierto que en todos los trabajos el personal está sujeto a un recambio; sin embargo, siempre hay que intentar entender las razones del abandono.

Si uno de tus empleados se va por una razón que no sea:

- Personal
- De cambio de residencia
- De salud
- Por seguir una oportunidad profesional que tu salón no le puede ofrecer

…tu estrategia de retención del personal necesita ser mejorada. Los empleados, en muchos casos no dejan la empresa, sino el líder. Ya sabes el coste que comporta sustituir a un empleado, así que es fundamental entender si hay algo en tu sistema de liderazgo, o estrategia empresarial, que haya literalmente empujado al empleado fuera de la puerta.

A continuación te dejamos un listado de señales que sugieren la necesidad de mejorar tu estrategia de retención del personal.

1) Comportamientos inaceptables se vuelven totalmente inaceptables: Cuando comportamientos como retrasos, absentismo, actitud negativa, problemas de productividad etc. aumentan de forma drástica, algo va mal. Estos comportamientos revelan frustración y descontento y si no reciben atención rápida, llevan a un empeoramiento de la situación.

En casos como este, la comunicación es la clave para solucionar los problemas. Hablar con los empleados y entender las razones profundas de la insatisfacción y frustración es fundamental. Ignorar las señales lleva en la mayor parte de los casos al abandono.

2) El abandono masivo: Cuando el ambiente de trabajo es estresante y la cultura empresarial no está bien determinada, los empleados tienden a sentirse frustrados y perdidos. Esta frustración puede llegar a ser tan fuerte de crear un efecto de abandono masivo: antes se va un empleado, lo sigue otro y los demás se preguntan si vale la pena seguir sus pasos.

Esta es una señal muy clara de que se necesita un cambio drástico de gestión de la empresa y más comunicación con los miembros del equipo. Tu tarea es la de hacer entender a tus colaboradores que ha llegado el momento de aclarar las cosas y de expresar sus inquietudes. La mejor solución solo se puede encontrar invirtiendo tiempo en el asunto y entendiendo la fuente del malestar. El abandono masivo es el peor enemigo de tu salón de belleza, o spa. Evitarlo tiene que ser tu prioridad.

3) Líderes de equipo disfuncionales: Cuando los empleados se quejan de uno de los líderes de equipo, el peligro está a la vuelta de la esquina. Una de las señales más claras de ese tipo de problema puede ser una disminución del rendimiento general del equipo. En estos casos puedes hacer lo siguiente:

- Entrevista a los empleados y pide su feedback.
- Enfréntate al líder para entender cuáles son sus inquietudes y porque actúa de esa forma.
- Evalúa si el líder está capacitado realmente para cubrir el puesto que le has asignado. Es posible que necesite ser asignado a otra tarea o que no esté capacitado para liderar a los demás empleados.

A veces los empleados no se sentirán cómodos en expresar sus inquietudes hacia el líder. Tranquilízalos en ese sentido y hazles entender que su opinión es importante para poner arreglo a una situación que podría afectar a la empresa en general.

La retención de empleados es un tema de negocios. Se trata del resultado de tu estrategia empresarial. Un excelente nivel de retención de empleados es una clara señal de que “lo estás haciendo bien”. Si eres capaz de retener a tus empleados, de convertirlos en personas comprometidas hacia la empresa, verás en poco tiempo un efecto positivo sobre tus niveles de productividad. La productividad está asociada a la eficiencia, acompañada por una disminución de los costes generales de personal. Vale la pena cuidarla, ¿no crees?