¿Los objetivos de tu salón son los objetivos de todo tu equipo?

objetivo-comun

En la mayoría de los casos, los empleados de un salón de belleza se preocupan únicamente de sus objetivos personales. Hacen el trabajo y miran sus números. Algunos se esfuerzan para conseguir sus objetivos, otros no pretenden demasiado de sí mismos.

A pesar de ello, en un salón de belleza lo más importante son los objetivos generales, y no los objetivos individuales. Que haya empleados que hagan de todo para alcanzar sus metas es positivo, pero si no consideran importante alcanzar los objetivos generales del salón, algo va mal.

En un deporte de equipo el objetivo principal es conseguir el premio final y ganar la liga. Cuanto mejor sea el trabajo en equipo, mejores serán los resultados que se pueden alcanzar.
Es cierto que cada miembro del equipo intentará mejorar su rendimiento personal, pero todos tienen que ganar: el éxito es algo que se consigue entre todos.

En un salón de belleza el mecanismo es igual: jugamos en equipo para ganar en equipo, que para un negocio se traduce en alcanzar un cierto nivel de beneficio cada mes.

Señales que indican que tu salón de belleza es un negocio ganador

1) Los 12 meses del año se corresponden a 12 objetivos financieros que tenemos que alcanzar. La meta principal es la de alcanzarlos, o superarlos, mes tras mes.
2) Si tu salón de belleza consigue sus objetivos por lo menos durante ocho o nueve meses al año, su salud financiera se verá asegurada
3) Alcanza los objetivos durante 10 u 11 meses al año, y los resultados serán extraordinarios.
4) Alcanza los objetivos durante 12 meses al año, y ganarás la liga

Señales que indican que tu salón de belleza está destinado a perder

1) Si tu salón no alcanza sus objetivos durante siete meses al año, es muy evidente que exista un problema de gestión, o liderazgo. Algunos de tus empleados están esforzándose para responder a tus expectativas, mientras que a otros no les importa mucho su contribución
2) No alcanzar los objetivos durante 8, 9 o 10 meses al año es una clara señal que indica que tu negocio está en crisis, bajo un punto de vista cultural y financiero. En esta situación se requiere un cambio radical.
3) No alcanzar los objetivos durante 12 meses al año tendría que hacerte reflexionar mucho sobre tu forma de liderar el equipo, fijar metas, gestionar el negocio etc. Un equipo que no consigue alcanzar sus objetivos se desmoraliza, pierde fe en el proyecto empresarial y podría decidir dejarlo a sus espaldas.
A este punto, sólo te queda contestar a las siguientes preguntas: “¿He sido capaz de transmitir a mis empleados la idea de que los objetivos del salón, son los objetivos de todos? ¿Estoy construyendo una cultura empresarial dónde todos se sientan importantes?

Un equipo no puede luchar por algo que no entiende; así que, si no tienes claros los objetivos de tu salón, y no los estás transmitiendo a tus colaboradores, tienes que empezar a hacerlo lo antes posible.

Procura aclarar en detalle tus expectativas, y comunica con precisión los números que asegurarán el bienestar de tu empresa, y de todos los que trabajan en ella.

Un negocio sano a nivel financiero, representa una ventaja para todos. En un negocio así, todos resultan ganadores. ¿Estás listo para el cambio?