La importancia de la cultura empresarial para un salón de belleza, o spa

equipo de trabajo

La cultura empresarial para un salón de belleza, o spa, es algo que no se puede descuidar: cuanto más definida sea, mejores resultados se obtendrán en todos los aspectos del negocio:

1) Productividad
2) Beneficios
3) Retención del equipo
4) Fidelización de los clientes

Puede que no estés familiarizado con este concepto, así que lo definiremos como: “la forma de pensar y de comportarse de una organización”.

En general, la definición parece bastante sencilla; en realidad definir la cultura empresarial representa un verdadero desafío.

En este artículo te sugeriremos la mejor manera para crear la cultura empresarial que tu salón de belleza, o spa, se merece.

1) Definición la cultura empresarial: Antes de todo, tienes que definir exactamente qué resultados quieres obtener en los cuatro puntos que hemos mencionado anteriormente. Por ejemplo, ¿qué nivel de productividad quieres obtener? ¿Qué resultados individuales de tus trabajadores son necesarios para llegar hasta ahí? ¿Todos los miembros de tu equipo se sienten involucrados en el negocio? ¿Qué nivel de fidelización de los clientes quieres alcanzar? Etc.

Definiendo la cultura empresarial te será más fácil identificar los puntos débiles de tu negocio. Conocer un problema es el primer paso para solucionarlo.

2) Compromiso: En este punto muchos propietarios de salones, y spas, se encuentran estancados. Sabes perfectamente adónde quieres llegar, pero al mismo tiempo te das cuenta que determinadas decisiones te empujarán a ti, y a tus trabajadores, fuera de vuestra zona de confort.

Si tienes clara la situación, y entiendes qué cambios se necesitan en tu forma de trabajar, el miedo no es una opción. Un líder tiene que comprometerse a alcanzar el resultado, aunque eso requiera tomar decisiones difíciles. Este punto tiene que ser parte de tu cultura empresarial.

3) Liderazgo: Para llegar a tener una cultura empresarial eficiente, el liderazgo es un punto fundamental. Liderar eficazmente significa dedicar tiempo suficiente a tu equipo, a su formación y gestión.

Algunos propietarios de salones de belleza creen que dedicar un par de horas a la semana a su equipo sea suficiente; en realidad habría que invertir en esta tarea por lo menos un 60%-70% del tiempo de trabajo total.

No prestar suficiente atención al equipo provoca que la cultura empresarial sea débil, y poco eficiente. Considerando que la creación de la cultura empresarial tendría que ser tu prioridad, este punto no lo puedes descuidar en absoluto.

4) Tomárselo en serio: Puede que hayas pensado que la cultura empresarial sea algo del que solo los grandes salones de belleza tendrían que preocuparse. En realidad, no importa el tamaño de tu negocio; la cultura empresarial es fundamental en todos los casos.

No se trata de un concepto de moda, sino de la forma en que gestionas y lideras tu salón. Si no tienes las ideas claras, tómate en serio el asunto y define con la mayor claridad posible tu sistema de trabajo.

Por último, aunque pienses que tu negocio ya tenga su cultura empresarial bien definida, a veces es suficiente reflexionar un poco sobre el tema para darse cuenta que se puede mejorar. ¿Aceptas el desafío?