¿Cómo tener un salón de belleza cinco estrellas?

salon-de-belleza-cinco-estrellas

¿Qué te esperas de un restaurante o un hotel cinco estrellas? Seguramente, la máxima calidad y una experiencia sin precedentes. Una puntuación cinco estrellas no solo es sinónimo de calidad, sino también un “status symbol”.

Tener un salón de belleza cinco estrellas tendría que ser el objetivo de cualquier propietario. Pero, ¿qué significa esa puntuación? ¿Cómo puedes estar seguro de haberla alcanzado?
Empecemos echando un vistazo a lo que significa cada puntuación:

1 estrella es lo peor que te puedas encontrar.
2 estrellas mejoran ligeramente la situación (aunque siga siendo una mala puntuación).
3 estrellas es una puntuación media…nada especial.
4 estrellas demuestran la eficiencia de su líder y un sistema que funciona. Al mismo tiempo es sinónimo de una cultura empresarial comprometida con la calidad.
5 estrellas demuestran un compromiso total con todos los aspectos del negocio, calidad al máximo nivel y la seguridad de facilitar a los clientes la experiencia que se merecen.

Pero, ¿cómo se puede alcanzar ese nivel? ¿Qué tienes que hacer para conseguir un salón cinco estrellas? Vamos a verlo a continuación.

1) Empieza por ti…el líder: El cambio empieza siempre por el líder. Si la cultura empresarial necesita un cambio, antes de todo hay que conseguirlo en tu visión de negocio. Un empresario con una mentalidad de tres estrellas, nunca podrá conseguir un negocio cinco estrellas. Empieza por cambiar tu forma de pensar y verás los resultados en muy poco tiempo.

2) Sintoniza tu equipo en la “mentalidad cinco estrellas”: Para conseguir un salón de belleza cinco estrellas cada miembro de tu equipo tiene que remar en la misma dirección.

Si infundes la idea que los resultados de tu salón puedan llegar solo hasta un cierto nivel, tus colaboradores pensarán lo mismo. La prima pregunta que tienes que contestar es: “¿Por qué estamos haciendo esto?” La segunda es: ¿Hasta dónde queremos llegar y podemos llegar? Comunicando de forma clara con tu equipo, infundiendo motivación y compromiso, el camino hacia la excelencia será mucho más fácil.

3) Enfréntate a lo malo que se esconde entre bastidores: En general, los propietarios de salón tienden a esconder entre bastidores los problemas y las dificultades del negocio. Aunque parezca una buena estrategia para evitar posibles alarmismos, dejar escondidos los problemas no es la mejor manera para solucionarlos.

Reconocer los problemas e intentar solucionarlos es un punto fundamental del camino hacia la excelencia. Nadie ha dicho que un salón cinco estrellas nunca tenga que enfrentarse a problemas. Lo importante es intentar solucionarlos lo antes posible.

4) Tomate en serio tu responsabilidad: Los propietarios de salones de belleza que no reconocen su responsabilidad en todos los aspectos del negocio, nunca podrán aspirar a tener un salón de belleza cinco estrellas.

Eres responsable de las decisiones, de la cultura empresarial, de las dificultades y de cualquier otra cosa. De nada te servirá buscar el responsable de tus fracasos; el único responsable eres tú.

5) Enseña a tus empleados que la excelencia es fácil de alcanzar: una de las características más impactante de los salones cinco estrellas, es la de hacer percibir la excelencia como algo fácil de alcanzar. De hecho, cuando tu sistema de trabajo es eficiente, y la gestión del salón se lleva a cabo de la forma correcta, los resultados no tardan en conseguirse. El trabajo duro siempre tiene su recompensa.

Como ves, tener un salón de belleza cinco estrellas depende de ti, y de las personas que te acompañan en tu aventura empresarial. ¿Estás listo para el cambio?