Gestión de empleados en tu peluquería, buscando la mejor manera de aplicar recompensas y comisiones

profesionalidad-sector-belleza

A todos nos emociona recibir reconocimiento por un trabajo bien realizado. En la gestión de empleados de tu negocio de peluquería, ya sea pequeño o grande, prestar atención a la forma cómo motivas a tu gente debe encabezar tu lista de prioridades.

Un buen gerente y líder de equipo debe propiciar oportunidades y ser equitativo. ¿Cómo lograrlo? Con herramientas de motivación de talento humano como las comisiones y recompensas.

Otorgar incentivos a los que trabajan contigo los hará sentirse a gusto en las labores que realizan dentro del salón de belleza, centro estético o spa. Este tipo de estrategias de gestión de empleados  propicia una mayor armonía, aumenta la productividad y un mayor retorno de la inversión y rentabilidad para ti.

Cómo calcular las recompensas y comisiones

 

La atención individualizada y entusiasta que presta el personal a cada cliente resultará clave para que tengas éxito en tu negocio. En muchas ocasiones, la motivación de tu equipo se deriva de las recompensas y bonificaciones que reciban, aunque no siempre tienen que ser económicas.

¿Cómo calcular las recompensas y comisiones de tus empleados?

Lo primero a tener en cuenta es que seas justo.

Nada desmotiva más a un trabajador que su esfuerzo y esmero no sean reconocidos. Si como empleador no te percatas de ello, terminarás perdiendo a esa persona valiosa para tu negocio. Contar con mecanismos automatizados de gestión de empleados te permita reconocer el buen desempeño de tu personal.

Si sueles recurrir a una libreta para anotar estos detalles, sabrás lo engorroso y desordenado que esto resulta. Afortunadamente, la tecnología está de tu lado. El software de gestión Shortcuts mide fácil y organizadamente los logros obtenidos por cada uno de tus empleados, para que puedas calcular las recompensas de salarios, comisiones, premios y bonos que estos se merecen.

Tipos de incentivos laborales

 

Automatizar la gestión de empleados te facilita el establecimiento de los incentivos laborales, comisiones y bonificaciones a aplicar en base al cumplimiento de horarios, disponibilidad, atención, logros, ventas. Hay dos tipos de incentivos:

Monetarios:

Pueden ser aumentos de sueldo, bonos (pensiones, seguros, ayudas), comisiones por ventas o producción, primas por objetivo.

No salariales:

Puedes recompensar con horarios flexibles, regalos (productos, sesiones de belleza, viajes), oportunidades de estudio, capacitación y otros.

Recuerda valorar el esfuerzo de tus colaboradores y descubrirás en cada uno de ellos al mejor a tus empleados. Eleva la calidad en el entorno laboral y mejora la productividad otorgando alguno de estos reconocimientos.