Cómo establecer un control de calidad en tu negocio de belleza

control-de-negocio

Si te dedicas al área de la belleza y disfrutas ya de un software de gestión del negocio de belleza, personalizado y desarrollado para cubrir todas las funciones operativas, de manejo del recurso humano, inventarios, interacción con el cliente, presentación de informes de gestión y que te debería permitir trabajar de manera más eficiente, pero descubres que con todo esto no garantizas el control de la calidad en tu negocio, ¿qué pensarías? La calidad en un negocio de belleza está directamente relacionada con la excelencia en el servicio y se encuentra, de manera indisoluble, ligada a la satisfacción del cliente, la cual debería despertar la fidelización, manifestándose en un grado de dependencia que lo obligue a estar indefinidamente dispuesto a repetir y disfrutar del servicio recibido en sus instalaciones. Pero ¿cómo implementamos un control de calidad para llegar a eso? 

Control de calidad en negocios de belleza

Dentro de los aspectos más importantes a considerar tenemos:

  • Establecer protocolos de servicio: como en las grandes compañías, redacta manuales de cómo deben ser las cosas en tu negocio, marcando las pautas del servicio en lo relacionado a los horarios, los equipos a emplear, la calidad de los productos de belleza a aplicar y los mecanismos para evaluar los resultados finales.
  • Desarrolla un manual para cada aplicación: divide cada una de las áreas a las cuales se dedica tu centro de belleza, sean estas peluquería, estética, barbería, uñas, servicio de spa. La diferenciación adecuada te permitirá realizar una correcta gestión del negocio de belleza en tu centro de belleza.
  • Dedica un tiempo en descubrir las bondades y fortaleza de tu equipo de trabajo: ayuda a establecer un sentido de pertenencia, no de competencia, que pueda verse reflejado en los resultados finales, traducidos en un mejor servicio hacia el cliente, con incremento en su nivel de satisfacción. Muchos cursos o actividades dedicadas a la integración de equipos de trabajo permiten allanar el camino. Revisa tus opciones, permíteles descubrir que a pesar de no ser indispensables, todos y cada uno de ellos son importantes.
  • Retroalimentación: desarrolla permanentemente encuestas de satisfacción del cliente que te permita establecer si el servicio llenó totalmente sus expectativas. Si se presenta algún grado de insatisfacción prepara de antemano tus opciones de gratificación: un servicio gratis, maquillaje adicional.
  • Mantén una base de datos de cliente: alimenta una ficha técnica con sus gustos, colores favoritos, horarios y estilista preferido de manera de que puedas contar en el futuro con sus preferencias en el servicio.

Debes estar dispuesto a revisar permanentemente todos los procesos, actualizando los productos, mejorando los sistemas, siempre en línea con los avances en tecnología, materiales y moda, de manera que tu negocio se vea potenciado en cada una de estas intervenciones.