Gamification: una nueva forma de marketing para tu salón

gamification

Desde que éramos niños jugar es una parte muy importante de nuestras vidas. A través del juego aprendemos conceptos de todo tipo: matemáticos, lógicos etc. En los últimos años las empresas han entendido que pueden aprovechar el juego como una nueva forma de marketing también.

La palabra que define esta técnica promocional es “gamification”; puede que no te resulte familiar, así que empezaremos con algunos ejemplos prácticos que te la hagan entender. Enseguida después, te sugeriremos algunas ideas para que puedas incorporar la “gamification” a tu salón de belleza.

Ejemplos de gamification en grandes empresas

Como decíamos antes, muchas empresas han recurrido al concepto de “gamification” para promocionarse. La idea básica es de dar al cliente la oportunidad de vivir la marca de forma diferente, entrando en contacto con la misma y sus valores a través de la diversión y el juego.

En 2013 M&M’s lanzó un juego que era parte integrante de su campaña de promoción para un nuevo producto, el pretzel. Los usuarios tenían que buscar en un gran dibujo lleno de caramelos M&M’s el único pretzel presente, bien escondido entre los demás elementos gráficos.

Aparentemente es una idea muy sencilla, pero tuvo un gran éxito entre los clientes potenciales. La marca fue capaz de aumentar la interacción de los usuarios en redes sociales; por ende, la operación le hizo adquirir una gran visibilidad.

Otro ejemplo es el de Nike y su campaña NikeFuel. En NikeFuel los usuarios compiten entre ellos llevando a cabo actividad física. Los logros se registran a través de una app, y permiten desbloquear trofeos y premios. La posibilidad de compartir los trofeos en redes sociales como Facebook, o Twitter, es lo que ofreció a la marca una enorme visibilidad.

El último ejemplo que te enseñaremos es el de Starbucks y su campaña My Starbucks Rewards. En este caso, el cliente gana estrellas cada vez que adquiere un producto en uno de los establecimientos de la compañía. Estas estrellas pueden ser intercambiadas por comida y bebidas gratuitas.

El juego prevé tres niveles de “fidelidad”, cuantas más estrellas se consigan, y más interacción se lleve a cabo con la marca, más alto será el nivel de fidelidad y mejores las recompensas. Dicho así podría parecer como cualquier otro sistema de fidelización, pero en este caso el componente lúdico juega un papel muy importante.

Todas estas campañas son un claro ejemplo de como el “gamification” pueda ayudar una empresa a promocionarse. Sin embargo, ¿cómo podrías aplicar esta estrategia a tu salón de belleza? Vamos a verlo a continuación.

Ideas para incorporar el “gamification” a tu salón de belleza

Ahora que sabes qué es el “gamification” te daremos algunas ideas para incorporarlo a tu campaña de marketing. Se trata únicamente de ideas a las que inspirarse: con algo de creatividad podrás crear una estrategia original y personalizada, que ningún otro salón esté llevando a cabo.

1) La batalla de los selfies: ¿Quién no se ha sacado nunca un selfie recién salido del salón de belleza? Creo que es algo que todos hemos hecho alguna vez. Aprovecha esta nueva tendencia, y pide a tus clientes de colgar el selfie en tu página Facebook. Enseguida después, anima a tus seguidores a votar por su foto favorita. La foto más votada recibirá un premio (por ejemplo un corte de perlo gratis, un tratamiento de belleza etc.)

Si no eres un gran amante de las redes sociales, puedes proponer el mismo sistema con fotos reales. Una cámara Polaroid te permitiría sacar fotos instantáneas a tus clientes. Las mismas podrían ser colgadas en una pizarra dentro del local y votadas directamente por los clientes.

2) El cambio más radical: Este juego se parece mucho a la batalla de los selfies, pero en este caso los usuarios tendrán que votar por el cambio más radical de los clientes (el típico antes y después)

El sistema es el mismo. Puedes sacar las fotos con una Polaroid, o con tu teléfono móvil para luego colgarlas en tus redes sociales.

3) Logros y recompensas: Siguiendo la estrategia de Starbucks, inventa para tus clientes una serie de logros que puedan alcanzar (por ejemplo: 5 cortes de pelo, cm de cabello cortados, visitas al salón etc.) Una vez alcancen un cierto número de logros, podrías asignarles unos trofeos (virtuales) y algunas recompensas específicas.

Se trata solo de poner en marcha tu creatividad. Los logros y trofeos que puedes inventar son prácticamente infinitos.

4) Encuentra las diferencias: ¿Te suena el juego “encuentra las diferencias”? Podrías hacer lo mismo en tu salón, invitando tus clientes a encontrar las diferencias entre dos fotos casi iguales. Preparar las fotos requiere conocimientos básicos de edición, pero si no estás familiarizado con herramientas graficas puedes pedir ayuda a un experto.

Los clientes que encuentren las diferencias en menos tiempo tienen derecho a una recompensa.

5) Completa el look: El juego consiste en adivinar qué look de cabello encaja mejor con el estilo de vestidos. Puedes coger algunas fotos de modelos en revistas y cortarlas en dos partes, la cabeza de un lado y el cuerpo de otro lado. Los clientes que consiguen asociar correctamente más looks tienen derecho a una recompensa.

Como imaginarás, con un poco de creatividad se pueden sacar muchas otras ideas parecidas. Recuerda que las navidades son las fechas más indicadas para proponer este tipo de acciones promocionales: todos volvemos a ser un poco niños, y estamos más dispuestos a “ponernos en juego”

¿Estás listo para aplicar la “gamification” a tu estrategia de marketing?