Posts

Consejos de marketing en navidades

Recuperamos la guía de marketing en Navidades, con consejos e ideas para aprovechar las festividades navideñas en tu salón, mejora tu conexión con los clientes y enamóralos para que sigan viniendo en 2020…

Aquí tienes tu guía de marketing para Navidades …

fidelizacion de clientes

Cómo usar correctamente la fidelización para aumentar ventas

En tiempos donde la competencia es extrema, donde podemos encontrar una decena de peluquerías y salones de belleza en un mismo barrio, cada pequeño detalle que nos pueda ayudar a sacar la cabeza por encima de nuestros competidores es esencial para el negocio.

En anteriores ocasiones hemos hablado de opciones como la reinvención de ofrecer servicios extras en el mismo local, y hoy nos centraremos en un elemento que es fundamental para cualquier negocio que quiera exprimir al máximo sus opciones de aumentar ventas: La fidelización.

Conseguir que el cliente regrese una y otra vez, retenerlo, fidelizarlo, es una de las tareas más complicadas, que requieren de más esfuerzo, pero que a la vez resultan más satisfactorias y provechosas. Brinda la relación personal que siempre hace la rutina más agradable y te demuestra que vale la pena ofrecer el mejor servicio y, en definitiva, hacer las cosas bien.

INGRESOS

Un programa de fidelización es una manera de asegurarnos que el cliente regresa con regularidad al salón, lo que, probablemente, significará que, aunque ya esté dispuesto a regresar, lo hará más a menudo que sin el programa. De esta manera, en un negocio donde los ingresos pueden fluctuar mucho de mes a mes, conseguiremos un colchón que nos ayudará a garantizarnos unos mínimos más altos.

A cambio, debemos ofrecerle al cliente unos beneficios que le estimulen a usar el programa de fidelización; es decir, se tratará de una relación de win-win para ambos: Nosotros lograremos más ingresos y el cliente logrará mayor satisfacción, a través de recompensas o descuentos.

¿CÓMO?

El método de fidelización más clásico es el que pueda consistir en marcar cada visita y que, por ejemplo, al llegar a diez ofrezca un corte o un tratamiento gratuito o con descuento. Sin embargo, en pleno Siglo XXI, existen muchas otras maneras de asegurarnos ofrecer un producto que encaje con las necesidades, o aún mejor, las expectativas de nuestros clientes.

BUSCA AYUDA

Para ello, eso sí, necesitaremos  contar con el sistema que nos permita organizar la estrategia y que una vez configurada, funcione por si sola. Y lo más importante, que seamos capaces de revisar los resultados, es imprescindible saber si lo que estamos ofreciendo es interesante, si realmente genera el retorno que esperamos. En el punto de venta de Shortcuts, contarás con todas las herramientas necesarias para diseñar una estrategia, que funcione de manera automatizada y aplique a cada cliente el descuento o el extra según su consumo, el volumen de facturación o incluso el día de la semana en que viene a nuestro negocio. 

Si además de eso, tenemos varios centros, y queremos ofrecer un programa dónde se puedan utilizar tarjetas de fidelización en cualquiera de ellos y un sistema de puntos centralizado, contamos con un complemento específico: Fidelízame, que te ayudará a lograr la máxima eficiencia en el proceso, consiguiendo mostrar una imagen más profesional. Puedes consultar todos los detalles haciendo click aquí.

DOS IDEAS

Una vez contemos con la herramienta que nos proporcione el servicio, podemos pasar a idear nuestra estrategia: Una buena idea si, por ejemplo, estamos usando un mecanismo de membresía es que el precio ofrezca más servicios de los que normalmente el cliente usaría sin estímulos, por ejemplo, dos cortes de pelo en lugar de uno, o tres servicios de manicura en lugar de dos. Este modelo incluso se puede combinar con descuento en productos relacionados (que a la vez promueve la venta cruzada y el aumento de ingresos en la venta de productos).

Si usamos un programa sin el formato de “club”, lo más sencillo será ofrecer descuentos o recompensas. Una idea interesante es que esta recompensa no sea en el mismo tipo de servicio, para, de este modo, tratar de lograr que el cliente expanda los servicios que va a usar. Poir ejemplo, puede ser un tratamiento exfoliante gratuito al completar cinco teñidos de cabello.

¡CUIDADO!

Pero, eso sí, es importante tener en cuenta que deberíamos facilitar que, si tu programa se basa en servicios incluidos, estos puedan acumularse de un mes para otro. En caso contrario, es muy fácil que el cliente pierda interés, y decida que no quiere pagar por algo que no usa. A la vez, tampoco ofrezcas más servicios de los que sea posible usar, puesto que puedes acabar logrando el mismo efecto.

Y si ofreces descuentos, ten en cuenta que corres los mismos riesgos: Si ofreces una reducción demasiado pequeña del precio, no será estimulante para el cliente; y si es demasiado grande, perderás margen de negocio. Como norma, podemos considerar que el descuento adecuado estará alrededor del 10% del precio, o hasta el 15%, pero no más.

Es importante también mantener el estímulo constante para mantener la atención y el interés del cliente. Por ejemplo, tomará demasiados meses que el cliente complete 10 cortes de pelo, y hará falta ofrecer un estímulo, pequeño, de manera más constante. A la vez, es buena idea combinar un programa de pequeñas recompensas a corto plazo con una opción que aporte un gran premio un par o tres de veces al año, para conseguir la fidelización a largo plazo, y que incluso una mudanza no sea impedimento para regresar a tu salón.

Aplica estos consejos con creatividad y sentido común y verás como un programa de fidelización puede ser tu gran aliado para ir un paso más allá en el crecimiento de tu negocio. Y recuerda que en Shortcuts queremos ayudarte a lograrlo.

servicio al cliente

Consejos para ofrecer la mejor atención al cliente en un salón de belleza

Exceler en la industria de los servicios es siempre un reto mayor que hacerlo en la de los productos. Los clientes del sector servicios son a menudo más críticos y exigentes, puesto que están en contacto directo con el servicio y ello les permite percibir más detalles del negocio.

Cuando se trata de ofrecer un servicio al cliente excelente en salones de belleza, y de asegurar que los clientes tienen una experiencia satisfactoria, el empresario tiene que mantener en el punto de mira los mejores estándares del servicio y el sector, y al cliente en el foco del negocio.

CREAR LA EXPERIENCIA PERFECTA

Los servicios que se ofrecen en el salón son muy personales, y requieren mucha más atención y dedicación que otros servicios. Los clientes a menudo llegan al establecimiento para verse guapos y guapas, y además, recibir una experiencia relajante después de largos días de trabajo y estrés. El ambiente del salón debe, por tanto, ser calmo, con una decoración estética, música tranquila y un equipo extremadamente educado.

La dirección o equipo del salón debe asegurarse que todo el mobiliario y todos los elementos del local están limpios y son higiénicos. Nadie quiere clientes hablando mal de ti porque tienes cepillos sucios y mesas llenas de trastos desordenados. Todo tiene que estar reluciente, organizado y listo antes de servir al cliente.

Si el cliente quiere recibir un masaje, asegúrate de que tienes suficientes velas, por ejemplo, sábanas limpias, y sobre todo, de que no hay ruido. El cliente nunca debería verse molestado por escuchar charlas desde otras habitaciones o conversaciones del equipo que da el masaje.

GESTIÓN DEL TIEMPO

Si el ritmo del día está retrasando las citas del salón, o hay otros percantes que pueden hacer variar los horarios, informa al cliente por adelantado, y ofrécele, en la medida de tus posibilidades, servicios extras gratuitos, o un descuento para la próxima vez que acudan al local. Demuéstrales que los valoras, y que no estás exclusivamente interesado en hacer negocio.

Explica a tus clientes, además, cuanto va a durar su corte de pelo, tinte, o cualquier tratamiento, y trata de asegurarte de cumplir el tiempo que hayas prometido. Tampoco te apresures demasiado por miedo a tardar demasiado, o por ir rápido y pasar al siguiente cliente; cada uno tiene valor para el negocio, y debe recibir un servicio honesto.

PREGUNTA

Los clientes normalmente intentan pensar bien lo que quieren y necesitan, por lo que a menudo necesitarán preguntarte cosas. Y no lo harán sólo pensando en cuánto les va a costar, sino realmente en qué resultado les dará el tratamiento, o cómo se verán con el nuevo corte. Por ello, atiende sus peticiones con sinceridad, ¿qué tinte le quedará bien? ¿Qué tipo de exfoliación le irá mejor a su tipo de piel?

Da a tus clientes la atención y el tiempo que buscan, necesitan y merecen, y trata de entender lo que te piden, con calma. Esto ayudará al cliente a tener confianza en ti, y también te ayudará a ofrecer una mejor atención al cliente, puesto que sabrás exactamente lo que el cliente quiere, y podrás satisfacerle a la perfección.

Asegúrate de resolver con tus clientes todas las dudas que les surjan, o que te surjan a ti, y dales una idea lo más aproximada posible de cómo va a ser el proceso. Los clientes deben sentirse cómodos y relajados mientras reciben el servicio que sea en tu centro de estética.

EQUIPO PREPARADO

El equipo que contrates debe completar un entrenamiento adecuado y, a ser posible, acudir a workshops para perfeccionar su técnica y arte. Deberían tener experiencia y ser gente dedicada y atenta, que sabe lo que hace, y que no decepcionarán al cliente y se comportarán siempre adecuadamente.

Un estilista debe no sólo saber manejar las tijeras, por ejemplo, sino que debe saber qué está ocurriendo en el mundo de la moda, cuáles son las tendencias en peinados. Además, debe saber cómo entender las peticiones de los clientes, y ofrecer un resultado que los deje satisfechos. Es decir, debe aplicar sus conocimientos a lo que se le pide, no sólo a lo que él o ella crea que quedará bien.

Además, lo ideal es que los trabajadores no charlen de más con el cliente, expresando, quien sabe, problemas personales o cotilleos. Realmente los clientes no quieren que les hagan partícipes de sus cosas, o hacerse amigos del estilista. Esencialmente, están ahí para conseguir un buen resultado y, como decíamos, para tener una bonita experiencia que les relaje de sus problemas o ajetreos.

ATENCIÓN AL DETALLE

El cliente tiene un montón de opciones de a dónde acudir a recibir su tratamiento, así que es un reto para el empresario resultar el elegido, y atraer a tantos clientes como sea posible y, además, conseguir su fidelidad para que acudan recurrentemente al centro.

Para lograrlo, una de las estrategias ganadoras es aprender a prestar atención al detalle,para tratar de poder ofrecer al cliente algo que quiere y que el resto del mercado no le está ofreciendo. Intenta invertir al menos en un mobiliario confotable y una iluminación agradable. Prueba nuevas experiencias, como ofrecer bebidas, como café o te, a los clientes.

Concéntrate en las cosas pequeñas; por ejemplo, acuérdate de los nombres de tus clientes habituales. Si ofreces cafés, trata de recordar cómo les gusta. En caso de un salón de spa, puedes incluso tratar de servir estas bebidas en tazas elegantes, o añadir pequeños snacks, como galletas para la espera, o incluso, si lo desean, durante el servicio.

Ofréceles pequeños regalos, como muestras de productos nuevos, o lociones de tamaño bolsillo, tarjetas de cliente recurrente que les ofrezcan futuros descuentos, o incluso chocolatitos de despedida.

Al final, estos esfuerzos no cuestan mucho, pero conseguirán que te ganes el afecto de tus clientes, lo que resultará en una relación duradera y satisfactoria para ambos.

cliente salón de belleza

Cómo conseguir que los clientes pre-reserven su cita regularmente

Conseguir que un nuevo cliente acuda a tu salón de belleza, o centro de estética, representa la oportunidad de convertirlo en un cliente fiel. Sin embargo, muchos propietarios de negocios centran todo su esfuerzo en conseguir esa primera cita, y se olvidan de la importancia de fidelizar a sus clientes.

Conseguir que los clientes pre-reserven su cita regularmente, y enseñar qué comportamiento te esperas de ellos es extremadamente importante. A pesar de ello, muchas veces nos olvidamos de hacerlo o no sabemos cuándo hablarlo con la persona que acuda a nuestro salón por primera vez. En este artículo te enseñaremos algunos puntos clave, que te ayudarán a fidelizar a los nuevos clientes, y a conseguir que pre-reserven su cita regularmente.

1) El momento oportuno: El momento más oportuno para explicar quién eres, y tu forma de trabajar, es durante la cita y no en la fase de check-out.

La fase de check-out suele ser más rápida; el cliente tiene ganas de dejar el salón lo antes posible, o podría tener otros asuntos de los que ocuparse.

Piensa sólo en el tiempo que tienes a disposición durante una coloración, o mientras estás peinando o cortando el pelo a tu cliente. Ese es el momento durante el cual tendrías que explicarle la filosofía de tu negocio y las ventajas de pre-reservar su próxima cita.

2) Incentivar el buen comportamiento como cliente: En muchos casos, los clientes no pre-reservan otra cita con la excusa de que desconocen el tiempo que tendrán a disposición en las semanas siguientes. Lo único que dicen es: “Llamaré yo cuando lo necesite”.

Educar al nuevo cliente para que su visita al salón se convierta en una costumbre, es una óptima estrategia. El cliente tiene que ser incentivado a hacerlo, por ejemplo, premiándole en el caso pre-reserve su cita y, sobre todo, acuda a la misma.

3) ¿Qué tipo de incentivos puedo ofrecer?: Una buena idea es la de ofrecer un descuento por cada pre-reserva. Otro excelente incentivo que puedes ofrecer es un servicio adicional gratuito (manicura, tratamiento capilar etc.)

Intenta ofrecer diferentes incentivos y mira el resultado. ¿Cuál funciona mejor para tu salón?

4) Penalizar los malos hábitos: Desafortunadamente, hay muchos clientes que con su comportamiento pueden afectar negativamente a tu negocio. Por ejemplo, los que cancelan su cita el mismo día de la reserva, o que directamente no acuden a la misma.

Una forma para evitarlo, es la de penalizar estos malos hábitos. Algunos piden un adelanto del precio del servicio; un porcentaje que el cliente pierde en el momento en que no acude a la cita programada. Esta es una buena estrategia, pero puede resultar peligrosa. El cliente penalizado podría decidir no volver al salón en futuro.

Otra forma de penalizar al cliente, es comunicarle que no podrá reservar otras citas en futuro si no las respeta; sigue siendo una técnica arriesgada, pero “duele menos” que perder dinero.

5) El dialogo con el cliente: A este punto sólo te falta saber cómo puedes comunicar al cliente tu forma de trabajar y lo que te esperas de él. A continuación te proponemos un ejemplo que podrás modificar como más te convenga.

“Me alegro que hayas decidido visitar nuestro salón. Así es como solemos trabajar con nuestros clientes: normalmente reservamos las citas con antelación. Por el tipo de servicio que has requerido, programo una segunda cita cada [dos semanas, dos meses etc.] La idea es la de mantener siempre el mejor de los resultados.

Para los clientes que pre-reservan su cita regularmente ofrecemos también un pequeño incentivo. Lo que te puedo proponer es [un descuento, una manicura gratuita, un tratamiento etc.] Lo importante es acudir a la cita puntual, y no cancelarla.

También te avisaremos un par de días antes para recordártela. ¿Qué te parece? ¿Cuándo podrías volver?”

La idea es que el dialogo sea sencillo, eficaz y enfocado en las ventajas que el cliente puede obtener reservando su cita con antelación.

Como ves conseguir que los clientes pre-reserven su cita depende sólo de ti. ¿Estás listo para aplicar estas técnicas en tu salón?

Clientes que no respetan su cita: ¿cómo evitarlo?

¿Alguna vez te has encontrado en la siguiente situación?

Estás entusiasmado por el sábado que viene: tu libro de citas está casi lleno. Se prospecta un día de trabajo intenso, pero muy rentable. Sin embargo, algo empieza a ir mal. El primer cliente no acude a la cita programada, luego otro cliente una hora más tarde decide no aparecer. La situación se repite varias veces a lo largo de todo el día.

Al momento del cierre te das cuenta que más de 300 euros de beneficios se han esfumado. La moral de tu equipo es baja, se busca un culpable pero, ¿quién es realmente culpable en una situación así?

Los efectos de este fenómeno tienen un impacto muy grande no sólo en la moral, sino a nivel financiero. ¿Qué hacer si este escenario sigue verificándose en continuación? ¿Cómo podemos evitar el problema de los clientes que no respetan su cita?

1) Pon orden en tu salón: Empieza haciendo un examen de conciencia. ¿Qué nivel de calidad estás ofreciendo a tus clientes? ¿Has creado un ambiente de trabajo demasiado informal, dónde el cliente se siente en derecho de no respetar su cita? La experiencia que tienes que crear es altamente profesional; sólo de esa forma tus clientes considerarán con mucha menos frecuencia de no acudir a la cita.

2) Enseña a tus clientes tú política de servicio: Un cliente fidelizado suele ser más cuidadoso cuando se trata de atenerse a tu política de servicio. Eso implica, por ejemplo, que todas las citas se tienen que respetar. Aquí entra en juego también el respeto por tu trabajo.

Sin embargo, cuando se trata de nuevos clientes, la situación se hace un poco más complicada. Asegúrate que todos los nuevos clientes conozcan tu política de servicio y la sigan al pie de la letra. Hay que ser muy claros en tema de expectativas. Si un cliente no puede acudir tiene que avisar con antelación; ¡así de fácil!

3) Mantén tu base de datos de clientes al día: Actualizar la base de datos de clientes con su número de teléfono fijo, móvil y su e-mail es extremadamente importante. Al mismo tiempo, ¡anímales a que te sigan en las redes sociales! Cuantas más formas de contactarlos tengas a tu disposición, más posibilidades tendrás de obtener una confirmación de la cita concertada.

4) Un sistema de trabajo crea consistencia: Tener un sistema claro de cómo los clientes pueden pedir y confirmar una cita es una buena estrategia. Así es cómo tendría que funcionar este sistema de forma indicativa

a) Solicitud de confirmación automática por email o SMS 3 días antes de la cita
b) Solicitud de confirmación por teléfono para los clientes que no hayan confirmado ya por e-mail o a través de otro medio de contacto
c) Lista de clientes que no ha sido posible contactar por teléfono, y sucesiva búsqueda de los mismos a través de redes sociales o cualquier otro medio a disposición
d) Última confirmación de cita por SMS el día antes

5) Pide un depósito: Esta es una estrategia que puede ser peligrosa en algunos casos, así que está en ti evaluar si de verdad necesitas implementarla. Para evitar que el cliente no acuda a su cita, puedes pedir que deje un depósito y que lo pierda en el caso de no acudir a su cita sin avisar con antelación.

Sin embargo, si decides implementar esta estrategia, atente a ella. No hay nada peor que un negocio que fija reglas y las paso por alto.

6) Enfréntate al cliente malo: Si hay un cliente que sigue sin respetar sus citas, la mejor manera de evitar el problema es no permitirle reservarla en futuro. Suena un poco duro, pero es la única manera de proteger tus intereses. El cliente siempre será bienvenido en horarios de baja afluencia al salón, pero no podrá reservar hora como los demás.

Podrías pensar que hay una posibilidad de que el cliente decida no acudir más al salón, pero, ¿de verdad necesitas un cliente así?

Acabamos invitándote una vez más a calcular el beneficio perdido por culpa de clientes que no han acudido a su cita, en los últimos seis meses. Ahora que tienes ese número bajo tus ojos, ¿no crees haya llegado la hora de ponerle remedio a esta situación?

8 hechos sobre la retención de nuevos clientes

Convertir a los nuevos clientes en clientes fieles y recurrentes, es clave para el crecimiento y el éxito de tu salón de belleza, o spa. La retención de nuevos clientes tendría que ser tu prioridad en cada momento.

Sobre este punto existen una serie de hechos indiscutibles que tendrían que hacerte reflexionar. A continuación te indicaremos los más importantes.

1) La retención de nuevos clientes es algo que se consigue en equipo: El crecimiento de un salón de belleza de éxito se consigue gracias al esfuerzo, y el compromiso, del equipo en su totalidad. No hay espacio para individualismos. Todo lo que transmita falta de profesionalidad, o una actitud negativa, puede empujar el cliente a no volver para una próxima visita.

2) El nivel de retención de nuevos clientes refleja el rendimiento de tus empleados: Es cierto que un empleado tiene que tener un óptimo conocimiento de su trabajo, estar al tanto de las nuevas técnicas y ofrecer un servicio siempre al máximo de sus posibilidades. En todo caso, la forma de medir el rendimiento de tus empleados es comprobar su nivel de retención de nuevos clientes. ¿Los clientes están satisfechos del servicio y del trato recibido y quieren volver? ¿Cuántos de esos clientes vuelven, y cuántos no?

3) El nivel de retención de nuevos clientes indica si tu estrategia empresarial funciona: Visitas un restaurante por primera vez, la comida estaba riquísima, pero esperaste horas para que te sirvieran y los camareros te reservaron un trato horrible. ¿Volverás a ese restaurante? Cualquier elemento de tu estrategia empresarial es importante a la hora de retener a los nuevos clientes. No se trata de ofrecer únicamente un buen servicio, sino de ofrecer al cliente una experiencia que quiera repetir.

4) El porcentaje de retención de nuevos clientes es una “nota de calidad”: Si el porcentaje de retención de nuevos clientes de tu salón es de un 40%, eso significa che el 60% de los nuevos clientes, que tanto te ha costado hacer llegar por primera vez, no vuelven. Se trata de una situación muy grave, que tendría que hacerte reflexionar sobre la calidad del servicio que ofreces. Si menos de la mitad de los nuevos clientes decide no volver, cambia tu sistema de trabajo lo antes posible.

5) El nivel de retención de nuevos clientes dice la verdad sobre tu marca: ¿Crees que tu marca tenga una imagen fuerte y sólida? Para saberlo, mide la retención de nuevos clientes. Un nuevo cliente se puede acercar a tu salón de belleza, gracias al marketing y la publicidad. Que luego decida volver a tu salón, y convertirse en un cliente fiel, eso depende de la imagen que tu marca es capaz de transmitir.

6) La retención de nuevos clientes NO tiene que ver con “la tercera visita”: ¿Quién ha dicho que un cliente no se puede considerar “retenido” hasta la tercera visita? Si un cliente decide volver, ya podemos considerarlo un logro. Lo más importante es la experiencia que eres capaz de crear durante su primera visita. No importa el número de visitas, sino ese primer momento en que entra por la puerta y se crea una opinión sobre tu salón.

7) La retención de clientes refleja tu cultura empresarial: ¿Sobre qué valores está basada tu empresa? ¿Qué transmites a tus empleados y a los clientes que visitan el salón? Contestando a estas dos preguntas, puedes tener una idea muy clara de tu cultura empresarial. Si la cultura empresarial es positiva, se reflejará sin dudas en el nivel de retención de clientes.

8) La retención de clientes define tu capacidad de liderazgo: Todos los puntos que hemos mencionado anteriormente requieren una óptima capacidad de liderazgo. Ser un buen líder significa ser capaz de llevar la empresa a un nivel superior de rendimiento. Cuanto más desarrolles tu capacidad de liderazgo, mejor será la retención de clientes.

Para terminar, te proponemos un test. Intenta dar a tu salón una nota de 1 a 10 para cada uno de los puntos precedentes. ¿Qué puntuación total consigues? Si la puntuación está entre 65 y 80, tu salón es realmente extraordinario. Cuanto más bajo sea el resultado, más trabajo tendrás que hacer para conseguir mejores resultados. ¿Aceptas el desafío?

Regalos Peluquerías, Estéticas y Spas

Promueve la fidelidad de tus clientes con tarjetas regalo

Ya sabemos que las tarjetas regalo son una manera muy eficaz de crear nuevos clientes porque nuestros clientes las regalan a personas que todavía no lo son, pero ¿las estás usando para fidelizar a tus clientes existentes?

Igual que ofrecer un servicio impecable, asegurarte que tus clientes se sienten valorados tendrá un impacto muy grande en su fidelidad a tu centro y en los resultados finales de éste.

Las tarjetas regalo son uno de los mejores y más sencillos métodos de recompensar a los clientes y hacerles sentir especiales a lo largo del año. Además de ser un método barato te aseguras que los clientes tienen algo físico que les hace regresar a tu centro, que es el objetivo.

¿Cómo y cuándo debes usar tarjetas regalo como obsequio en tu centro? Aquí tienes algunas ideas:

 

Sé parte de sus días especiales

Los clientes adoran los toques personales, así que ¿por qué no usar los datos que conoces sobre ellos, como su cumpleaños o su fecha de boda para ofrecerles tus mejores deseos con una tarjeta regalo? Si además tienes el sistema OlvídaMe puedes usarlo para para mandar emails automatizados cada año para esa fecha sin tener que mover un dedo.

 

Envía felicitaciones de temporada

Manda a tus clientes una tarjeta regalo deseándoles unas felices vacaciones de temporada (verano, primavera, invierno…). También puedes invitar a tus clientes a regalar una de sus tarjetas a un amigo o familiar. Esto generará una situación en la que todos ganáis porque tus clientes se sentirán especiales y cuando regalen una de sus tarjetas tú ganarás un cliente nuevo.

 

Hazles una oferta que no puedan rehusar

Contacta con tus clientes que no han venido desde hace un tiempo y motívales a venir con una tarjeta regalo. Es una manera genial de tener a tus clientes de vuelta cuando de otra manera quizá los hubieras perdido, además de convertir en un posible detractor de tu centro en un cliente que potencialmente te recomiende.

 

Descúbre el RegálaME, el sistema de tarjetas de regalos integrado en nuestro software de gestión Shortcuts.