Cómo evaluar el rendimiento del equipo de tu salón de belleza en 10 pasos

equipo salón de belleza

Una de las preguntas que un propietario de salón de belleza se hace más a menudo es: “¿Por qué mi equipo no hace nunca las cosas como yo quiero que se hagan?

Bueno, quizás no se hayan dado cuenta que lo están haciendo mal. Si es así, la forma más fácil para que el equipo vuelva a ser eficaz es la de llevar a cabo una evaluación de su rendimiento.

Sacar lo mejor de los miembros de tu equipo tiene que ver con ofrecerles un feedback constante. Si el feeback no se facilita de forma constante y en el momento correcto, será más difícil corregir el problema. No hay que esperar el momento de una evaluación formal para hablar de lo que está fallando. Al mismo tiempo, la actitud correcta necesita ser premiada: ¡lo que se premia, se repite!

A continuación te daremos algunos consejos para evaluar el rendimiento del equipo de tu salón de belleza, en sólo 10 pasos.

1)   Prepara una evaluación escrita de tu empleado con antelación: Lo peor que puedes hacer es empezar la evaluación de uno de tus empleados, sin antes prepararte. Haz un listado de todas las responsabilidades del trabajador y evalúa cada una de ellas en una escala de 1 a 5.

2)   Ofrécele un feedback sobre su contribución a la cultura de empresa: evalúa el empleado sobre su capacidad de trabajo en equipo, su entusiasmo, su capacidad de comunicación y otros puntos importantes de tu cultura empresarial.

3)   Evita la confrontación: la evaluación personal permite discutir los problemas cara a cara y tiene que dejar espacio a propuestas de ambas partes. Un problema de rendimiento requiere una solución, no una batalla.

4)   Deja espacio a tus empleados para que expresen sus inquietudes y sus ideas: no conviertas la evaluación en un monologo de tu parte. Escucha siempre lo que tu empleado tiene que decir.

5)   No discutas nunca aumentos de salario o promociones: La evaluación del rendimiento sirve únicamente para mejorar el mismo. Habla de los aumentos de salarios, y de las promociones, en otro momento.

6)   Sé claro en tus recomendaciones para mejorar: No digas nunca a alguien que tiene que mejorar sin ofrecerle una manera tangible y clara de hacerlo.

7)   Controla tu impulsividad: si una evaluación se transformara en un debate, tómate 20 minutos de descanso para calmarte. Vuelve a la reunión con una actitud positiva y la idea de centrarte únicamente en la solución.

8)   Deja espacio para evaluaciones sucesivas: A veces, tienes que organizar una segunda reunión después de 2/3 semanas para evaluar el progreso de determinados empleados.

9)    Aprende cuándo es mejor eliminar el problema de raíz: No todos son compatibles con la cultura de empresa que te has planteado. Frente a miembros del equipo que se demuestran totalmente incompatibles con tu programa, mejor terminar la relación laboral.

10) Aprecia el trabajo bien hecho: En la evaluación es muy importante subrayar también los puntos positivos del rendimiento de tus empleados. No todos los puntos tienen que ser críticas. Un simple cumplido puede hacer milagros.

La evaluación tendría que hacerse a final de cada trimestre. Aunque parezca excesivo, esta frecuencia permite solucionar los problemas antes de que el trabajador se acostumbre a su actitud negativa.

¿Estás listo para evaluar el rendimiento del equipo de tu salón de belleza de la forma más eficaz?