El poder del trabajo en equipo en tu salón de belleza o spa

trabajo en equipo

Todos queremos ser parte de algo; queremos pertenecer a algo. El entusiasmo de un equipo es contagioso. El trabajo en equipo une las personas de una forma positiva e inspiradora. Cuando el espíritu de tu salón, o spa, es suficientemente fuerte, también los empleados que se resisten más al cambio acaban encontrando una forma de alinearse con los demás. Llámalo trabajo en equipo o espíritu de compañerismo; al final su efecto de retención de los empleados en tu organización tiene algo de mágico y tiene que estar al centro de tu estrategia empresarial.

Cuando infundes a tus empleados la idea de ser parte de un grupo, y asignas a todos las tareas en las que son más exitosos, el resultado es sorprendente: el nivel de productividad aumenta de forma substancial y el entusiasmo se convierte en parte de la filosofía de la empresa.

Claramente, todo equipo está sujeto a altibajos; eso se debe al hecho de que hay personas que se van de la organización y otras que entran. De todos modos, la clave está en no dejar de transmitir ese entusiasmo por el trabajo en equipo, que será capaz de atraer a otras personas exitosas en nuestra organización y de retener a las que ya hacen parte de ella.
El sentirse parte de un grupo es, en muchos casos, la razón principal por la que un empleado no deja la empresa.

Ha llegado el momento de explicar 10 estrategias de trabajo en equipo que puedes utilizar para mantener el grupo de trabajo unido y limitar al mínimo el abandono de parte de sus miembros.

1. Olvídate del trabajo operativo: aprende a delegar ese trabajo a esos individuos capaces de llevarlo a cabo de la mejor forma posible.

2. Crea equipos de proyecto: se trata de equipos a los que se asigna un proyecto especial, una tarea de “problem solving” o de desarrollo de una idea.

3. Organiza breves reuniones diarias y motivadoras: trata que sean divertidas y realmente inspiradoras. Aprovéchalas para organizar mejor el equipo en su día laboral. 10 minutos al principio del día son más que suficientes.

4. Crea equipos de orientación: estos equipos serán los responsables de infundir la filosofía de empresa a los nuevos miembros del equipo.

5. Organiza competiciones amistosas entre los empleados: la competición es un juego y, como tal, ayuda a mantener viva la motivación. Un juego trae energía y diversión, que son elementos fundamentales en una estrategia empresarial.

6. Tomate el tiempo para jugar en equipo en primera persona: no hay nada más motivador que un “jefe” que entra en juego al lado de sus empleados.

7. Crea la figura del mentor: Los mentores son clave para esos empleados que han sido asignados a nuevas tareas recientemente o que necesitan ayuda para mejorar algún aspecto de su trabajo. Establece unos requerimientos estrictos para hacer parte del equipo de mentores; de esa forma será un privilegio poder entrar a hacer parte del mismo.

8. Un equipo se basa en el “nosotros”: Individualiza todas las situaciones en las que las palabras “yo y mío” alejan el grupo de los estándares de trabajo en equipo establecidos. Enseña a tu equipo como el uso de simples términos pueden afectar y comprometer el sentido de pertenencia al grupo.

9. Educa a tus clientes: Cuando en una empresa el trabajo en equipo es clave de su estrategia, uno de los mayores beneficiarios es el cliente. El cliente, en este caso, no sólo cuenta con la experiencia de un individuo; sino de toda una organización y de cada uno de sus miembros. Sin embargo, hay que explicar al cliente en qué se basa el trabajo en equipo y cómo afecta al servicio que se le ofrece.

10. Más de lo que puedas imaginar: Cuanto más tus empleados entiendan la importancia del trabajo en equipo, más rápido será el crecimiento de tu salón de belleza o spa. Además de eso, un buen trabajo en equipo crea en los empleados una conexión muy especial con tu empresa. Si dejan la empresa, dejarán también ese ambiente que los ha hecho crecer y les ha hecho sentir especial.

¿Estás listo para incluir la filosofía de trabajo en equipo en tu estrategia empresarial?